sábado, 23 de julio de 2011


Festival Internacional de Poesía

rinde homenaje 

al escritor Jorge Eduardo Arellano

Arnulfo Agüero

El Programa de literatura del siglo XX, en su ciclo de charlas El autor y su obra, organizado por el Festival Internacional de Poesía de Granada, rinde homenaje al académico, escritor, narrador y poeta, Jorge Eduardo Arellano Sandino.

Este evento cultural que tendrá cita este martes 26 de junio a las 6:30 en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, cuenta con la asistencia de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). 



Breve nota biográfica

Jorge Eduardo Arellano Sandino (Granada, 1946) Académico de Número de la Academia Nicaragüense de la Lengua, historiador de arte, las letras y la cultura nicaragüense, ha publicado casi un centenar de textos sobre estas materias de ciencias humanísticas, documentales y biográficas.

Doctor en Filología Hispánica (Universidad Complutense, Madrid), se especializado en Lexicografía Hispanoamericana (Universidad de Augsburgo, Alemania).

Fue embajador de Nicaragua en Chile (marzo, 1997 – febrero, 1999). Desde enero de 2002, es el Director de la Academia Nicaragüense de la Lengua. Dirige asimismo la revista Lengua y el Boletín Nicaragüense de Bibliografía y Documentación (Biblioteca, Banco Central de Nicaragua).

Ha obtenido diez premios, entre ellos el “Nacional Rubén Darío” (1976 y 1996), el de la mejor tesis para graduados hispanoamericanos en España (1986) y el convocado por la Organización de Estados Americanos (OEA, 1988), con motivo del centenario de “AZUL” de Rubén Darío.

Su poemario La camisa férrea de mil puntas cruentas mereció en 2003 el Premio Nacional Rubén Darío. También ha dado a conocer sus poemarios La entrega de los dones, (1983), La estrella solitaria, (1969); Patria y liberación, (1967).

En  narrativa dio a conocer su novela histórica Timbucos y calandracas (1982), su Diccionario de autores centroamericanos, (2003); Héroes sin fusil (1998), Entre la tradición y la modernidad: El Movimiento de Vanguardia, (1996); Panorama de la Literatura Nicaragüense, (1985),Pinacoteca del Banco Central. 

Doctor Honoris Causa en Comunicaciones

A sus 62 años recibió el título de Doctor Honoris Causa en Comunicaciones, otorgado por la  Universidad de Ciencias Comerciales de Nicaragua. En el 2008 incursionó en la memoria deportiva al publicar su texto El Beisbol en Nicaragua, y dio a conocer el texto histórico Guerrillero de nuestra América. Y Darío en Managua (2010), entre otros tantos textos darianos, campo donde se ha especializado, al igual que en los temas históricos y lingüísticos de la obra de El Güegüense.

Por lo que está considerado como uno de los intelectuales más influyentes de la segunda mitad del siglo XX en el panorama cultural.

Un poco sobre sus obras

En su condición de poeta, Jorge Eduardo Arellano, en una nota de su memoria explica que se “dio a conocer en la década de los años sesenta por su participación activa en el grupo poético denominado ‘Los bandoleros’, fundado por el propio escritor de Granada y el también poeta nicaragüense Francisco de Asís Fernández”.

Posteriormente, afirma su vocación de infatigable animador y promotor cultural le impulsó a editar la revista literaria La estrella perdida (1969), la que vio la luz una parte considerable de sus composiciones líricas.

En España, el sello editorial valenciano del Instituto de Estudios Modernistas publicó una muestra antológica del quehacer poético de Jorge Edmundo Arellano, titulada Inventario contra la muerte (antología personal).

Asimismo explica que el resto de su producción creativa se completa con la recopilación de relatos publicada bajo el título de Historias nicaragüenses (1974); con la novela extensa titulada Timbucos y calandracas (1982); y con la serie de crónicas viajeras agrupadas en el libro Cuaderno de Andalucía (1977).

Arellano, Jorge Eduardo (1946- ). Como narrador, Jorge Eduardo Arellano sobresale principalmente por la impecable factura de sus cuentos, casi siempre concebido como un intento de explicar, desde una perspectiva literaria cercana al realismo tradicional, las costumbres y las formas de vida de sus compatriotas.

Destaca que mención aparte merece la fecunda dedicación del escritor de Granada a la investigación de la literatura nicaragüense, plasmada en algunos volúmenes ensayísticos de incalculable valor para los estudiosos de las Letras hispanoamericanas del siglo XX.

Entre estos ensayos, recuerda los titulados “Panorama de la literatura nicaragüense: de Colón a los fines de la colonia (Managua: Imprenta Nacional, 1966); Panorama de la literatura nicaragüense: época anterior a Darío, 1503-1881 (Managua: Ed. Alemana, 1967); Poesía de los pueblos primitivos de Nicaragua (Managua: Ed. Novedades, 1968); El movimiento de vanguardia de Nicaragua, 1927-1932; gérmenes, desarrollo y significado (Managua: Imprenta novedades, 1969); Panorama de la novela nicaragüense (Madrid: Separata de Cuadernos Hispanoamericanos, 1973); Contribuciones al estudio de Rubén Darío (1981); Diccionario de las letras nicaragüenses (Managua: Biblioteca nacional Rubén Darío [col. 'Cuadernos de Bibliografía Nicaragüense', 3-4], 1982); e Inventario teatral de Nicaragua (1989). Pero, sin duda alguna, su obra magna en esta materia es-hasta el momento de redactar este artículo- la titulada Panorama de la literatura nicaragüense (Managua: Ed. Nueva Nicaragua [col. 'Biblioteca Popular Sandinista'], 1996), un extenso y lúcido compendio de buena parte de la abundante información recogida en los títulos recién mencionados”, son parte de su breve su memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario